A continuación te detallo algunas situaciones con las que habitualmente convivimos y  que suponen un factor de riesgo para nuestra salud mental. Son el "dolor de muelas" del que antes te hablaba. Detectar las señales a tiempo y atenderlas, no sólo te ayudará a resolver satisfactoriamente la situación concreta que está teniendo lugar, si no qué te "equipará" con estrategias eficaces para afrontar situaciones futuras.

  • Desorientación y falta de recursos para afrontar la crisis COVID 
  • Dificultad para mantener un estilo de vida saludable 
  • Exceso de responsabilidades
  • Exceso de preocupaciones
  • Dificultad para decir "NO"
  • Conflictos familiares
  • Dificultad en la crianza de los hijos 
  • Pensamientos negativos 
  • Desesperanza por el futuro
  • Miedo
  • Sensación subjetiva de que hagas lo que hagas no va a cambia nada
  • Cambios en el patrón de sueño y alimentación
  • Tristeza, apatía 
  • Sentimientos de culpa
  • Desmotivación, fatiga, pérdida de energía
  • Relaciones conflictivas con las personas de tu entorno